¿Qué tipo de Guitarra necesito?

La elección de la guitarra correcta depende naturalmente del estilo musical que a cada uno le interesa. Pero aún así no deja de ser complicado el decidirse por uno u otro instrumento. Encontrarás a músicos de todo el mundo que optan por guitarras inusuales que incluso parecen no ser las más adecuadas para el estilo musical que abanderan. Sin embargo, en primer lugar deberías dejar a un lado la teoría de que cada guitarra tiene una sola aplicación específica.

Cuando la Fender Telecaster, (su predecesora todavía se llamaba Broadcaster), comenzó a atraer la atención de más y más guitarristas en los años 50s, se convirtió inmediatamente en la primera elección para los guitarristas de country. Hoy las cosas no han cambiado en ese sentido, aunque en la actualidad hay un montón de modelos de guitarras que verás bajo sombreros de vaquero. Las Stratocasters son muy populares, especialmente también entre los intérpretes de country moderno (nuevo country, country rock), pero hay diferentes tipos de ellas que realmente no casan del todo con el típico sonido de guitarra country „twangy“, limpio y agudo, como veremos a continuación.

Encasillar la Telecaster exclusivamente en ese cajón no tiene tampoco sentido alguno. Status Quo, por ejemplo, han estado haciendo rock durante más de 30 años con dos Teles, y el para mucha gente genio de la guitarra Jimmy Page, de Led Zeppelin, a quien siempre se le ha asociado con la Gibson Les Paul, grabó un montón de pistas con una Tele, incluyendo todo el LP de debut de Led Zeppelin y el solo de guitarra legendario de ‘Stairway to Heaven’. Cualquier cosa que él toca, sin embargo, siempre suena a Jimmy Page y no como un guitarrista country.

El roquero americano Ted Nugent realizó un montón de sus discos y de sus giras con una Gibson Birdland (¡de cuerpo completo!), hasta la fecha sigue siendo secreto bien guardado cómo se las arregló exactamente para evitar que su guitarra se ahogara ante las retroalimentaciones mientras permanecía plantado delante de aquellos amplificadores a todo volumen que entregaban ese sonido característico Nugent.

Cuando la Stratocaster comenzó su ascenso triunfal hacia el éxito en los años 50, fue sobre todo su sonido limpio y nítido lo que la hizo popular. El guitarrista de ‘The Shadows’, Hank Marvin, la hizo convertirse en un recurso estilístico único. Más tarde, en los años 60s, Jimi Hendrix marcó un hito en la historia de la guitarra con una Stratocaster haciéndola sonar completamente diferente, como todos sabemos, y la Strat de repente se transformó en una herramienta indispensable para los sonidos de Blues y Rock.

Por supuesto podemos señalar tendencias particulares y, sin duda, no es una coincidencia que algunas guitarras aparezcan con mayor frecuencia que otras en los géneros más diversos de la música. Pero en términos generales hay una excepción para todas las reglas, y el propio gusto personal del guitarrista junto con sus capacidades y las posibilidades técnicas, marcan qué música hace y con qué guitarra, y cómo va a terminar sonando.

No cada guitarra se adapta a cada uno de los guitarristas: algunas guitarras son cómodas desde el momento en que las tomas por primera vez, mientras que otras todavía se sienten extrañas e incómodas después de meses. El diseño de una guitarra puede influir en la postura y la forma de tocar: una Stratocaster o una Telecaster requieren más fuerza que guitarras con la escala más corta de Gibson con el mismo calibre de cuerdas. Esto tiene que ver con la medida más larga y la consiguiente mayor tensión de las cuerdas, y denota otro aspecto importante que influye en el típico sonido de estas guitarras (además de los tipos de maderas o de pastillas).

A muchos guitarristas les gusta „pelearse“ con sus guitarras. Como Jeff Beck, que señala a menudo que el mástil de su primera Strato debería sentirse tan sólido como el garrote de caza un Neanderthal, sí, ¡el grosor del mástil de la guitarra influye en el sonido y el sustain! A otros guitarristas (Mick Taylor, Jimmy Page, Slash entre ellos) les encanta el mástil plano y ancho de los modelos más antiguos de Les Paul.

Muchas superestrellas amontonan más guitarras a su alrededor durante una gira, que canciones tienen en su haber. Durante su gira de regreso, el equipo de ‘The Eagles’ (con tres guitarristas a tiempo completo y un bajista) podría fácilmente llenar dos tiendas de música de tamaño medio, cuando existen muchos ejemplos de guitarristas que con solo una guitarra puede cubrir todas las necesidades de su espectáculo. Mientras que algunos guitarristas sólo permiten conectar su Jack a una Les Paul (Mick Taylor, Snowy White), otros únicamente lo harían a sus Stratocasters (Jeff Beck, Steve Ray, Jimmy Vaughn, Mike Landau, Ritchie Blackmore, Eric Clapton). Michael y Rudolf Schenker prefieren las ‘Flying V’ algo más raras de ver, mientras que otros (Eddie Van Halen, Steve Morse, Steve Lukather, Robben Ford) simplemente dejan hacerse sus guitarras a medida exclusivamente para ellos. Por supuesto, la mayoría de ellos también han tocado otros instrumentos a lo largo de sus carreras, pero en general y sobre todo en directo han sido fieles a los instrumentos antes mencionados.

Tipos básicos

Stratocaster

Fender Stratocaster

Nombre bajo el cual etiquetamos todas las guitarras que verdaderamente tienen la legendaria forma de una Fender Stratocaster.

En primer lugar detengámonos un momento en los detalles de la versión clásica (3 pastillas de bobina simple y cuerpo de fresno o aliso). Puedes elegir principalmente entre un mástil de arce puro (claro) y uno con un diapasón de palisandro (oscuro). Probablemente no hay otra guitarra que se adapte mejor al cuerpo humano (tallado en forma de barriga cervecera) y sea más versátil, a parte de las versiones Superstrato más recientes de las que hablaremos más adelante.

La pastilla del puente aporta un sonido absolutamente mordiente, y la pastilla del cuello proporciona un sonido de blues maravilloso (los agudos se pueden reducir mediante el uso de control de tono si es necesario). Las posiciones intermedias del conmutador (mástil y media, puente y media) proporcionan sonidos limpios casi acústicos que realmente sólo la Stratocaster es capaz de producir.

Por otra parte, está la genial palanca de vibrato, con la que se pueden hacer cosas muy divertidas. En comparación con las guitarras de tipo Gibson, se puede decir que la típica Fender (Strat y Tele) suena más percusiva y explosiva, mientras que las Gibson’s tienden a ser un poco más ‘melódicas’, haciendo la vida más fácil para el guitarrista.

Eric Clapton es un pionero en el uso de este tipo de Guitarras Signature Stratocaster de Fender se encuentra fácilmente entre las mejores de la cosecha. Desde el cordal de trémolo sincronizado vintage bloqueado hasta el tallado de cuello en forma de «V» suave modificado, cada detalle de este Strat exclusivo está construido según las especificaciones exactas de Clapton.

Les Paul

LTD Les Paul

Características:

Las Pastillas de tipo Humbucker y un cuerpo de guitarra ancho y pesado, con tendencia a sonar con densidad aunque siempre con una buena cantidad de agudos y presencia. La construcción de la guitarra es responsable del sonido que, por lo general, se basa en un cuerpo de caoba con una tapa de arce de gran tamaño, con aproximadamente una pulgada de grosor en el punto más ancho. La pastilla del puente proporciona el sonido de rock clásico, con un toque de blues alrededor del mástil (reduce la ganancia de tu amplificador, por favor). La posición intermedia proporciona un tono hueco e impetuoso, que la hace adecuada tanto para sonidos limpios, como distorsionados. Por cierto, las pastillas PAF menos fornidas (que están disponibles bajo nombres diversos en casi cualquier marca) todavía se adaptan como siempre muy bien a una Les Paul, aunque recientemente Gibson ha iniciado también la construcción de pastillas más potentes.

A veces, las personas acusan a las Les Paul de no ser tan versátiles como otras guitarras, pero con sus tres posiciones de pastillas, junto con el tono independiente y los controles de volumen para cada pastilla (una opción simple de ajuste si quieres – una verdadera bendición, sobre todo si tocas en vivo), son capaces de producir un buen número de diferentes sonidos. Los supuestos límites en relación con tus posibilidades están, al final, en el oído del espectador.

Además, el sonido de rock clásico (o al menos en una parte importante) se hace mediante el uso de una Les Paul y un amplificador a válvulas o „Stack“ a todo volumen.

SG

Una variación de la Les Paul, que se habría casi hundido en el olvido durante los años 80 y 90 si no fuera por Angus Young de ‘AC/DC’, es la SG, llamada también por el nombre de Les Paul en sus primeros años. A diferencia tanto de la Les Paul como de la Stratocaster, es bastante ligera de peso, con menos graves que una Les Paul pero, sin embargo, muy dinámica y viva, lo que la hace una guitarra perfecta para el blues y el rock. A pesar de sus circuitos de Les Paul, tiene un singular y único sonido, que se origina a partir de su cuerpo de caoba. Las bandas más jóvenes, en particular, están luciendo cada vez más SGs en los últimos años.

Telecaster

Fender Telecaster

No sólo una guitarra country, que desde luego es perfecta para este género. Como en la Stratocaster, son obligadas las pastillas de bobina simple. El conocido sonido agudo de la pastilla del puente funciona bastante bien cuando está poco saturada, mientras que la pastilla del cuello proporciona además buenos sonidos blues. Puedes utilizar también una Humbucker en la pastilla del cuello; basta ver a Keith Richards (aunque no es realmente necesario usar sólo 5 cuerdas). Los sonidos de country y el estilo de los ‘Stones’, son los que realmente suenan mejor en esta guitarra. El famoso sonido ‘twang’ deriva de su pastilla del puente, junto con la correspondiente placa de metal, una larga escala y la combinación del cuerpo de fresno típico y el mástil de arce.

El legendario Guitarrista de la banda «The Rolling Stone» Keith Richards ha tocado muchas guitarras diferentes a lo largo de los años, pero su guitarra más distintiva es su Fender Telecaster personalizada, una guitarra que ha usado desde los años 70 y se ha convertido en sinónimo del «riff humano».

Guitarras semi-acústicas

Guitarra Semi-acústica

Éstas son planas y huecas. Pero existe una distinción importante: Hay guitarras que montan el llamado „Sustain Block“, un bloque macizo emplazado en el interior que se extiende desde del mástil hacia el puente, (por ejemplo la Gibson ES 335 o la Epiphone Rivera), o guitarras sin él, (por ejemplo, la ES 175, la Rickenbacker o la Epiphone Casino). Mientras que las primeras suenas de forma similar a los cuerpos macizos (un poco más dinámica y tal vez un poco menos agresiva), éstas últimas abren un nuevo mundo con un sonido extremadamente dinámico, abierto y una tendencia sonora acústica. Si por ejemplo se persiguen los sonidos a la Beatles o Brit Pop, se necesitarían este tipo de cosas. Sin embargo los sonidos de alta ganancia en solos producen un efecto ululante fuerte en los altavoces, que se traduce en una realimentación incontrolable. De modo que probablemente desees elegir una guitarra diferente para este tipo de aplicación. Pero para sonidos rítmicos limpios o ligeramente saturados, como también para Blues, este tipo es sin duda alguna el que podrías recomendar a tu mejor amigo.

Superstrats

Superstrat

¡El concepto es genial! Aunque Eddie Van Halen no fue el primero en retirar la pastilla del puente, agrandar la cavidad y reemplazar la pastilla con una vieja PAF, sí fue el que hizo popular este sonido ‚Brown’ (seguramente sin alusión política). En los siguientes años no había más que unos pocos guitarristas jóvenes a los que se les veía tocar una Les Paul o una Strato ‘normal’, y muchos menos que se atrevieran a usar la pastilla del mástil más de lo necesario. A diferencia de Eddie, la mayoría de ellos mantenían las otras pastillas, por lo que terminó naciendo la Superstrat. Se incluyeron variaciones importantes, como montar una Humbucker en el puente para sonidos de rock, y una pastilla de bobina simple en la posición media o cuello para un trabajos más delicados. El siguiente paso fue una versión con Humbuckers en cuello y puente, y una pastilla de bobina simple en el medio, que solía cablearse para que sólo pudiera conmutarse una bobina de las Humbuckers en las posiciones intermedias, produciendo así un sonido de bobina simple pura (por ejemplo, los modelos de Ibanez de Steve Vai), y por lo tanto, haciéndola extremadamente versátil. Por lo general la mayoría de las versiones de hoy en día tienen una palanca de vibrato de estilo Floyd-Rose para mantener la afinación estable.

Hay algo que no obstante no debes esperar de este tipo de guitarras: El que te ofrezca realmente TODOS los sonidos. Con su escala más larga y las diferentes maderas, además de la pastilla Humbucker del puente, nunca van a sonar exactamente igual que una Les Paul, y la pastila SC del puente (a pesar de todas las variantes de conmutación), nunca va a sonar 100% Stratocaster. Eso sí, para todos aquellos que realmente no se aferren irrenunciablemente a estos sonidos, la versatilidad de la Superstrat dejará fuera de juego a cualquier otro tipo de guitarra.

Por cierto, una versión estupenda de la Superstrat, es la Strato de Eric Clapton: tres pastillas modernas de bajo ruido, con un sonido bastante auténtico y un realce de medios incorporado, que no obstante tiende bastante al sonido Humbucker.

¿Qué más tenemos?

¡Tan capaz como inusual!

PRS

Guitarra Paul Reed Smith (PRS)

Paul Reed Smith construye guitarras que realmente se acercan a cerrar la brecha entre Fender y Gibson, aunque su escala está en un punto intermedio. También encontramos copias más asequibles de esta guitarra única que se ha ido haciendo más y más popular.

PRS Silver Sky es el resultado de una estrecha colaboración entre el músico ganador del Grammy John Mayer y Paul Reed Smith . Con más de dos años y medio de fabricación, el Silver Sky es un instrumento de inspiración vintage que es a la vez familiar pero también nuevo PRS de principio a fin. Este modelo se basó en los elementos favoritos de Mayer y Smith de los instrumentos vintage de 1963 y 1964, lo que resultó en una versión idealizada de una guitarra vintage de bobina simple. La atención que se prestó a cada detalle distingue a esta guitarra.

Y luego existen un montón de fabricantes que hacen excelentes variaciones o recreaciones de los tipos mencionados anteriormente: Epiphone, Yamaha, Squier, Musicman, Peavy, Washburn, Hamer, todas en general son excelentes guitarras y muchas de ellas son más asequibles que los prototipos en las que están inspiradas. Por cierto, las Fender hechas en Japón o incluso los modelos mexicanos (de todavía menor precio), son bastante buenas y mucho más baratas que las fabricadas en Estados Unidos.

En Baires Rocks, podrás conseguir, una amplia variedad en Guitarras Eléctricas.

Materiales y sonido

A continuación nos gustaría comentar los aspectos más importantes acerca de las distintas maderas utilizadas en la fabricación de guitarras eléctricas. Especialmente interesante es el carácter esencial que los distintos materiales aportan al sonido final de una guitarra.

Arce (Maple)

Arce

Tanto si se utiliza para instrumentos de arco, de jazz o guitarras eléctricas (y bajos), el tono transparente y claro de esta madera, con sus graves y agudos bien definidos, hace una buena figura todas sus aplicaciones. Su firmeza hace del arce la primera elección cuando se trata de mástiles y diapasones. Las tapas fabricadas en arce dan a una guitarra la firmeza necesaria.

Bubinga

Bubinga

Esta madera se encuentra en África ecuatorial (desde el suroeste de Nigeria, pasando por Camerún y Gabón, hacia la región del Congo). Se trata de madera dura y muy decorativa, fuertemente veteada, es acústicamente muy vibrante, proporcionando unos graves claros y un sonido en medios superiores y agudos bien definido.

Ébano (Ebony)

Ébano ‘normal’

Ébano de Macasar

Al igual que el Palisandro, esta madera tropical cuenta con una densidad y firmeza superior. Esta madera muy cara se utiliza en instrumentos ¡donde el precio no es ningún inconveniente!

Aliso (Alder)

Aliso

Esta popular madera tiene una densidad media y proporciona un sonido bien equilibrado, rico en armónicos, con agudos y graves suaves. El aliso se presta particularmente bien a la producción de cuerpos de guitarra eléctrica.

Fresno (Ash)

Fresno

Este clásico de todos los tiempos es conocido por un sonido imponente y por su rapidísima respuesta. En comparación con el aliso, el sonido producido es más seco y menos equilibrado (medios débiles y agudos bastante duros).

Fresno de Pantano (Swamp-Ash)

Fresno de Pantano

Este tipo de fresno se encuentra exclusivamente en zonas húmedas y pantanosas. Solamente la parte que queda por debajo de la línea de superficie del agua se utiliza en la construcción de guitarras. En comparación con el fresno convencional, el sonido es mucho más equilibrado, con buena presión en graves y agudos suaves. Aparte de eso, el fresno de pantano es más ligero que su primo seco, una característica bien apreciada por los luthiers.

Koa

Koa

Esta madera proviene de Hawaii y tiene una veta intensiva fascinante. La Koa fue utilizada originalmente para ukeleles y guitarras hawaianas. Durante el siglo XX, más y más fabricantes de guitarras descubrieron los beneficios de este material excepcional. La Koa proporciona un sonido muy claro y transparente con tonos medios y agudos muy fuertemente pronunciados.

Tilo (Basswood)

Tilo

Esta madera tiene una densidad media. Es relativamente blanda y proporciona un tono suave con medios enfatizados. Las guitarras eléctricas de Rock, en particular, se benefician de esta madera fácilmente trabajable.

Caoba (Mahogany)

Caoba

Una de las opciones de madera más populares y versátiles para los luthiers. El tono viene marcado por un rico sustain, calidez y equilibrio, con tonos agudos suaves y cargados matices armónicos. La combinación en instrumentos de una tapa de arce con un cuerpo de caoba ha demostrado funcionar especialmente bien, aportando un plus en carácter. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la Gibson Les Paul.

Nato

Nato

Esta subespecie de caoba muestra atributos similares a las de su prima más popular.

Palisandro (Rosewood)

Palisandro

Al igual que el ébano, el palisandro posee una extrema densidad y firmeza. La resistencia resultante hace que sea especialmente adecuada para diapasones y puentes, por ejemplo, en las guitarras de jazz.

Álamo (Poplar)

Álamo

Las características específicas del álamo son similares a las del tilo. Sin embargo, su relativamente bajo precio y la facilidad para ser trabajada, harán que lo encuentres principalmente en las series de guitarras más económicas.

Nogal (Walnut)

Nogal

El nogal ha disfrutado de una creciente popularidad a lo largo de los últimos años. Tiene un atractivo color y proporciona un tono muy equilibrado con unos graves comedidos, medios marcados y sedosos agudos.

Wengué (millettia laurentii)

Wengué

El wengué es una madera densa y pesada, que ofrece tonos medios suaves y pronunciados, y graves aterciopelados. Su durabilidad hace del Wengué, una madera idónea para la terminación de diapasones y mástiles.